¿Tienes infracciones? Paga tus multas con trabajo comunitario paseando perritos

Si te agarraron violando la Ley de Cultura Cívica de CDMX, puedes cambiar tu multa o arresto por trabajo comunitario paseando perritos.

Desde las famosas Fotocívicas por infracciones vehiculares hasta sanciones por beber en vía pública pueden pagarse ayudando a la Brigada de Vigilancia Animal, que se dedica al rescate de animales maltratados o abandonados en CDMX.

853 844
Foto Consejería Jurídica de CDMX

Cambia tu multa o arresto por trabajo comunitario

El 31 de enero de 2022 la Brigada de Vigilancia Animal firmó un convenio con la Dirección Ejecutiva de Justicia Cívica para que los infractores de la Ley de Cultura Cívica puedan pagar sus multas cuidando a los animales que día a día se rescatan en CDMX.

El convenio también permite a quienes se hacen acreedores a un arresto cambiar las horas en prisión por trabajo en la Brigada:

“El trabajo comunitario es una modalidad de pago opcional a la multa y a las horas de arresto. El juez cívico establece la sanción y la persona infractora decide si prefiere el trabajo comunitario”, explicó la Brigada de Vigilancia Animal al dar a conocer el convenio.

Por ejemplo, las sanciones por manejar en estado de ebriedad incluyen 12 horas de arresto que, desde 2020 pueden reducirse a solo 6 si el infractor acepta realizar trabajos en favor de la comunidad.

¿En qué consiste el trabajo con la Brigada de Vigilancia Animal?

Quienes opten por cambiar su multa o sus horas de arresto por trabajo en la Brigada de Vigilancia Animal deberán ayudar pasear a los perros que son rescatados.

853 852
Foto Cuartoscuro

Pero no solo eso: las labores también incluyen realizar la limpieza de las instalaciones y lavar los dormitorios y áreas comunes de los animalesque residen en la brigada, misma que se ubica en Av. Manuel Avilla Camacho Anillo Periferico S/N, Ciénega Grande, Xochimilco. Por supuesto, es necesario trasladarse hasta allá los días viernes para realizar el trabajo comunitario e ir cubriendo las horas necesarias según la sanción o la multa correspondiente.

Otras opciones de trabajo comunitario son pintar banquetas, regar jardines o ayudar a recuperar espacios públicos. También participar en las brigadas del Injuve o asistir a talleres de prevención de delitos o adicciones.

Sin embargo, cada vez son más las personas que prefieren ayudar a la Brigada de Vigilancia Animal. Y es que, además de reparar el daño por cometer faltas cívicas, se termina por ayudar a la valiosa labor que allí se realiza.

De acuerdo con datos publicados por el periódico Reforma, 1909 personas infractoras acudieron a apoyar a la Brigada de Vigilancia Animal desde la firma del convenio. Y lo mejor es que 20 de ellas terminaron adoptando animales.

Tan solo en 2023 la Brigada de Vigilancia Animal rescató a 100 animales domésticos como perros y gatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio