¡Que Firulais no se asolee! Cuidados para perros y gatos por ola de calor en CDMX

¡Qué calor hace en la CDMX! Estos días serán de bloqueador solar, lentes y ropa ligerita para sobrevivir a las altas temperaturas que tendrá la capital chilanga; pero ¿cómo cuidar a los perros y gatos? Aquí te decimos. 

En la CDMX se pronostican temperaturas de entre los 28 y los 32 grados Celsius, debido a la tercera ola de calor que afecta a México desde el 1 y hasta el 9 de junio. Por esta razón, además de cuidarte y tomar mucha agua, también debes proteger a tus lomitos y michis.

Los próximos días, no será tan buena idea sacar a pasear al Rufo o la Nala al mediodía, ya que es la hora en la que el asfalto es más caliente y esto podría dañar las almohadillas de tus perritos. 

Y ¡ojo! tampoco los rapes creyendo que así andarán fresqui. Es muy importante que les dejes su pelo, ya que este les protege del sol e impide que se les deshidrate la piel.

Si tienes gatitos, a Mushu Pelusa les encantará que les refresques con una esponja empapada en agua la cabeza y el cuerpo. 

Revisa que el bebedero de tus mascotas no esté al sol y cambia su agua con frecuencia.

731 712
Foto Shutterstock

Calor afecta más a perros y gatos que a humanos

A diferencia de los seres humanos, los perros y gatos no controlan su temperatura de la misma manera. Mientras las personas sudamos para mantener la piel fresca y utilizamos ropa ligera, nuestras mascotas cuentan con otros mecanismos para disipar el calor, de acuerdo con información de la UNAM.

“A los perros les afecta más el calor que a los humanos, pues sólo transpiran ligeramente a través de las almohadillas de sus patas”, advirtió la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil.

Los perros también recurren al jadeo de la lengua, que actúa como un radiador, llegando a la sangre para enfriar la temperatura corporal. Otra táctica empleada por perros y gatos es extender su cuerpo sobre una superficie fría.

¿Qué es un golpe de calor y cómo proteger a nuestras mascotas?

El golpe de calor es un aumento súbito de la temperatura en el cuerpo de la mascota. Habitualmente, un perro tiene una temperatura de 37.5 a 39 grados, pero en un can con golpe de calor, esta puede alcanzar desde 41 hasta 43 grados.

Una temperatura tan alta puede causar lesiones en las neuronas y en los vasos sanguíneos, sangrado interno, hematomas en diferentes partes del cuerpo, dificultad para respirar e incluso provocar la muerte.

¿Qué hago si le pasa a mi mascota? Cuando nuestra mascota sufre un golpe de calor, lo mejor es usar agua fría. Con eso, se puede bajar hasta un grado y medio de temperatura; después es muy importante que lo lleves al veterinario.

Scroll al inicio